Los Castillos más Bonitos del Mundo

Los Castillos más Bonitos del Mundo

Con el propósito inicial de servir de lugar de residencia de los señores feudales y a la nobleza, surgen en el corazón de la Europa medieval, en el periodo conocido como alta edad media, una serie de fortalezas cuyo propósito principal es el de servir de protección y defensa, además de repeler los ataques de enemigos; aprovechando su ubicación en lugares naturales elevados o limitados por el curso de un río.

Es difícil precisar cuál es el primer castillo en el sentido moderno del término, ya que evolucionó gradualmente a partir de estructuras más simples de defensa. Algunos de los primeros castillos de piedra reconocidos se construyeron en Francia y en el Reino Unido alrededor del siglo X y XI; siendo uno de los ejemplos más antiguos y famosos es el Castillo de Doué-la-Fontaine en Francia, construido alrededor del año 950 d.C.

Para entender el origen de estas magníficas construcciones debemos mencionar el sistema socioeconómico y político que caracterizó a la Europa medieval, y al que conocemos como Feudalismo. Este emergió en los últimos siglos del Imperio Romano y alcanzó su apogeo entre los siglos IX y XV.

Hoy emprendemos un viaje hasta los ejemplos más sobresalietes de castillos que a día de hoy siguen en pie. Desde los ejemplares más antiguos hasta construcciones más contemporáneas, donde figuras históricas y sucesos dejaron una marca indeleble en el devenir de la historia.

Con el propósito inicial de servir de lugar de residencia de los señores feudales y a la nobleza, surgen en el corazón de la Europa medieval, en el periodo conocido como alta edad media, una serie de fortalezas cuyo propósito principal es el de servir de protección y defensa, además de repeler los ataques de enemigos; aprovechando su ubicación en lugares naturales elevados o limitados por el curso de un río.

Es difícil precisar cuál es el primer castillo en el sentido moderno del término, ya que evolucionó gradualmente a partir de estructuras más simples de defensa. Algunos de los primeros castillos de piedra reconocidos se construyeron en Francia y en el Reino Unido alrededor del siglo X y XI; siendo uno de los ejemplos más antiguos y famosos es el Castillo de Doué-la-Fontaine en Francia, construido alrededor del año 950 d.C.

Para entender el origen de estas magníficas construcciones debemos mencionar el sistema socioeconómico y político que caracterizó a la Europa medieval, y al que conocemos como Feudalismo. Este emergió en los últimos siglos del Imperio Romano y alcanzó su apogeo entre los siglos IX y XV.

Hoy emprendemos un viaje hasta los ejemplos más sobresalietes de castillos que a día de hoy siguen en pie. Desde los ejemplares más antiguos hasta construcciones más contemporáneas, donde figuras históricas y sucesos dejaron una marca indeleble en el devenir de la historia.
Únete a Cultura Fascinante

y forma parte de la comunidad de los amantes de la historia, el arte y el patrimonio.